CARTA BREVE A MI MADRE

madre

Todos tenemos épocas negras a lo largo de nuestras vidas. Una de las mías fue literal: estuve entre la vida y la muerte. Durante un espacio de tiempo para mi desconocido el parón apagó las luces y dejó apenas unos latidos como muestra de que no me había ido. Entonces apareciste tú, dejándome oír tu corazón para que el mío aprendiera de nuevo el compás al que tenía que palpitar. No te separaste de mi vida, de al lado de mi necesidad. Sufriste cuando yo no me acordaba del significado de la palabra. Me besaste cuando necesitaba sentir apego a la vida. Luchaste pegada a mí contra la enfermedad. Fuiste mi MADRE.

Ahora sí que no encuentro palabras para poder agradecerte tus desvelos. Superé una afasia para seguir sufriéndola cuando el amor me impide encontrar términos que describan mis sentimientos. Solo me sale el consabido te quiero. Pero tú te mereces más, mucho más, mi valiente madre de corazón sincero.

 

.

Anuncios

6 pensamientos en “CARTA BREVE A MI MADRE

  1. Qué bonito es dedicarle esto a tu madre, un gesto precioso que cualquier madre te agradece.
    Un abrazo (de madre y de amiga)

  2. Una vez que nos sacan del laboratorio materno y nos sueltan en el circuito de vida, vueltas y más vueltas que no llevan a casi ningún sitio, solemos olvidarnos de nuestras madres, en parte. Es cuando tenemos que volver al boxer cuando nos damos cuenta de que ellas siempre están allí. Una carta muy hermosa y sencilla. Es tan difícil decir a la madre que gracias por estar ahí, aunque ellas lo saben.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s