DE IMPROVISO

de improviso

De improviso, como acontece con la mayoría de las cosas maravillosas, reparé en ti, en tu fragancia afrutada, y nació una adoración afanosa hacia tu persona. Nuestros senderos dejaron de cruzarse por casualidad, por azar, y una búsqueda consciente de ti, de tus miradas de soslayo, de tu olor a incandescente cariño se abrió camino hacia el paraíso anhelado. Al principio, hablaron los cuerpos; luego, dieron paso al sonido de nuestras voces, más temblorosas que una flor en día de viento; después, las caricias tenues se mezclaron con los fogosos besos; y al fin, sin darnos apenas cuenta, se inició un apareo ardiente de amor que se acompasó con ronroneos sensuales de ti, de mí, de nosotros, de futuro coito danzante que nos une y nos separa hasta la extenuación. Nuestras vidas se compenetraron y dejaron entrar al aire por las ventanas de la ternura.

Ahora, de improviso, como acontece con la mayoría de las cosas dolorosas, debo de decirle a mi esposa que entre nosotros se acabó el amor, aunque lo nuestro no haya sido de tanto usarlo.

.

Anuncios

26 pensamientos en “DE IMPROVISO

  1. Bien Nel, me gusta, la frase “olor a incandescente cariño” es tremenda y visual, como casi todo el texto. Y sin moralinas, si al final se va la que encontró es que hacía tiempo que buscaba,
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s