UNA PALABRA

th

 

Una palabra, nada más te pido una palabra que se extienda por el silencio de la vida, de la amistad, de la igualdad. Una palabra que llene el vacío de una mirada dudosa y que le alegre con los fuegos de artificio de nuestra alma. Una palabra, que sencillo y que difícil a la vez. Una palabra, la que te acompañe en tu corazón. Sólo te pido eso, una palabra.

 

(Os propongo un juego, decidme una palabra, sólo una palabra, y yo os daré una respuesta con esa palabra. Espero vuestra participación. Y después, una a una, serán título de una poesía o una prosa-poética que publicaré en el blog a posteriori, con calma pero también con mucho cariño).

265 pensamientos en “UNA PALABRA

    • Lo siento. He de decirlo. He buscado y rebuscado en el Diccionario de la Academia de la Lengua y no ha encontrado petricor. Quizás este en esa página invisible de la que todo el mundo habla pero nadie encuentra. O en su sección palabras del futuro a la cual sólo se accede por unas escaleras comunicadas con el cielo. Hay tantas posibilidades que se me ha parado la imaginación. Mañana volverá a intentarlo.

      Saludos

      • Petricor es olor a tierra mojada. Cuando la lluvia moja la tierra seca deja un olor especial. A ese olor se le llama petricor. (Anda me ha salido un pareado jeje). Es verdad, o busqué y no aparece en la Rae aunque conozco esta palabra desde hace años, sin embargo si que aparece en la Wikipedia. 😊. Un saludo

      • Petricor es también una palabra que me encanta. Es el olor de la tierra tras la lluvia, eso que cuando éramos pequeños se decía “huele a ozono”.

      • El problema es que es una palabra que no figura en el diccionario y la Wikipedia no es de fiar, está sin filtrar. Sigo buscando otra fuente que lo mencione. Si alguien la conoce estaría muy agradecido. Saludos.

      • Sí, pero no te fíes que el periodista se haya documentado perfectamente. He tenido hasta una palabra que no figuraba en el diccionario de la Academia de la Lengua y sin embargo aparecía en multitud de diccionarios locales. Ésta sin embargo sólo aparece en la Wikipedia, enciclopedia poco fiable, que se ve que fue el lugar consultado por tan aguerrido periodista. Os agradezco la búsqueda, seguro que en algún lado aparecerá como un término dialectal. Os animo a buscar a todos. Yo lo estoy haciendo. Saludos.

      • Sí… el nivel del periodismo y de Internet es entre mediocre y desastroso. Demasiada desprolijidad y “viralización”.
        Muchas palabras usadas vienen del “spanglish” (la CNN está destrozando el castellano).
        La BBC me resulta confiable. Dicen: [Esta peculiar fragancia fue bautizada “petrichor” en 1964 por un equipo de investigadores australianos, quienes la describieron como una combinación de aceites de plantas y el compuesto químico geosmina que se libera del suelo tras una precipitación.] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/01/150119_olor_lluvia_aerosol_lp
        Yo seguiré diciendo “olor a tierra mojada”, no tengo apuro.

    • No las puedo encontrar. Mira que tengo toda clase de pastillas en el armario, cada una con su rótulo en el que figura su nombre, indicaciones y contraindicaciones. He revisado uno a uno los diferentes rótulos y en ninguno figura ese malestar. Es extraño. Tendré que revisar mi extenso libro de Guía Sencilla para Hipocondriacos.

      Saludos

    • Cada día me levanto con una constante sensación de que el tiempo pasa más rápido. Necesito entonces dos minutos para reflexionar y compruebo que la vida me exige tomar decisiones cada vez más instantáneas, no teniendo tiempo de pensar. El faro de la vida tiene su luz fundida y debo de seguir tripulando esta barca a la deriva. Una ola gigantesca me inunda y no puedo respirar. Sólo espero poder llegar a alguna isla.

      Saludos

  1. Mi palabra es Bichi

    La sensibilidad a flor de piel con que escribes es preciosa.Bien dicen que las plumas no las dan a cualquiera. Tienes un privilegio único y es comunicar tus emociones. Aplaudo tus pensamientos, celebro tu blog y estamos en comunicación.

    Te invito a seguirme. Saludos desde Mazatlán, Sinaloa, México

    • Nunca me preocupó ir muy elegante vestido y mucho menos con marcas. Cualquier cosa me servía a pesar de nadar en la abundancia. Lo que nunca soñé fue que mi barco de hundiera, saliera nadando y llegara a una isla solitaria. Y aquí estoy, bichi, tal como me han traído al mundo. Esperando que nadie me rescate, que mi desnudez no sea vista por el mundo. Ya veis, la vergüenza me gana.

      Saludos

      • Jajajajaja excelente estimado. Pensé que batallarías para encontrar el significado de una palabra coloquial de Sinaloa, México. Aplaudo tu prosa. Saludos desde el terruño pasando el charco Atlántico.

    • Nunca soñé que perdiera la voz. Si hay alguien allá arriba ha sabido complacerme después de tantos años aguantándole los soliloquios que me largaba de día y de noche. Ahora no tiene más remedio que soportar el silencio al que le someto. ¡Oh, ente divino, me quito el sombrero ante tu sabiduría!

      Saludos

    • Siempre han dicho que era un valiente. Que si alguien me acoquinaba, le respondía con un exabrupto y santas pascuas. Sin embargo he de decirte que siento miedo que un día me respondan con otro y no sepa que hacer. Soy un valiente de una sola respuesta.

      Saludos

  2. Pingback: PAZ | deseo indigno

    • Saben, no entiendo como pueden aplaudir a esos chiefs que lo único que hacen abundante es la cuenta. Es tal la liviandad de sus platos que cuando salgo de uno de esos restaurantes es irme a una bocatería para rellenar un poco el estómago. Ustedes sabrán, si les gusta que los timen, san libres.

      Saludos

    • Cuando una ola se pone altiva, más vale que no te pongas enchipado. Baja un poco las orejas, retuerce tus manos y dile que es auténtica, que nunca has visto otra igual. Con un poco de suerte, sólo te chiscara apenas la cara.

      Saludos

    • Si alguien me mandara decirle una palabra, lo primero que pensaría es que me estaba vacilando. Todo seguido, dudaría de sus intenciones, estaría seguro que escondía algún poder secreto. Pero al final llegaría a la conclusión de que estaba loco.

      Saludos

    • ¿Ves a ese caballero, Carolina? Su traje vale lo que tú y yo juntos ganamos durante un trimestre. El reloj, un rolex auténtico, nos costaría ganarlo mucho tiempo. Pero es su carácter, encebado en las caballerizas más selectas, lo que nunca, jamás de los jamases, lograremos.

      Saludos

    • Quisiera poder llorar para poder demostrarte que te quiero. Quisiera juntar todas las flores de la Tierra y dártelas en un sueño inmenso. Quisiera besar cada esquina de tu alma y hacer así que te rías. Lo que no puedo es luchar contra él, que te engaña y lo quieres, que te desintegra como ser humano y tú lo integras en tu corazón. Eso no puedo. Lo siento.

      Saludos

  3. Pingback: UNA PALABRA | Oikologías

  4. Oh, que interesante lo que nos propones y que amable por tu parte dedicarnos tiempo, imaginación y palabras. Ahí va la mía: Serendipia.
    Gracias de antemano!

    • Esla tercera vez que aparece esta palabra: serendipia. No tengo ideas ni siquiera para imaginar una narración que simplemente te agradezca tu participación. Dirás que soy poco considerado, pero no, aprecio sinceramente tu esfuerzo.

      Saludos

      • Agradezco tu respuesta porque ya el hecho de contestar significa que me lees y me regalas tu tiempo :). Poca consideración, o vista, la mía que no vi el enlace de comentarios anteriores y te puse una repetida, será que la “palabrita” quiere meterse en tu post jajaja. Un saludo!

      • El texto era mi trabajo con la palabra, en ningún momento he pensado no contestarte. Estoy agradecido a todos y cada uno de vosotros porque con vuestra participación me habéis hecho un hombre feliz. No me importa que la repitierais tres veces la palabra, de la primera a la tercera merece mi respeto y aplauso. Gracias sinceras y perdona si mi redacción parecía un reproche, en absoluto. Saludos.

  5. No tengo palabra, temo romper las reglas de la participación. Pero diré; si pudiésemos advertir perspicazmente en la vida, cuál es la palabra oportuna, para cuando esta nos necesita para nosotros y, para los demás sería genial …
    Saludos …

    • Sólo hay una regla, debes de poner la palabra que te atrae, que el esos momentos te llena. No hace falta que sea complicada, a veces la sencillez encierra la mayor hermosura. Saludos.

    • Que fácil y que difícil es decir amor: una palabra sencilla y a la vez hermosa. Tan hermosa como el silencio cuando se oye a un necio o el aplauso cuando se ve a alguien colaborar. Poe eso, amor, no me cansaré de decir esta palabra, amor, amor, amor…

      Saludos

    • Nunca hubiera pensado que tú me clavarías un puñal por la espalda, de verdad. Pensé que me había ganado tu lealtad. Ya ves, que equivocado estaba. Si no hay más remedio, moveré mi camino de tu camino y partiré hacia algún sitio donde haya una persona leal.

      Saludos

    • ¡Déjame tranquilo! Estoy cansado, muy cansado de escucharte, soltando siempre la misma letanía como si de una oración se tratare. ¡Olvídame! No comparto nada contigo. Adiós muy buenas y que te vaya bonito.

      Saludos

      • Inspirado.
        Una oración con contenido básico que puede repetirse por siglos.
        Me gustó tu manera de frenarla. A mi me costaba pero con los años estoy perdiendo las buenas maneras.
        Un abrazo

    • Me aseguran que tú tienes voluntad para seguir hacia adelante y ganar. No te importe ganar a los otros, sólo debes preocuparte de ganarte a ti. Sé cada día mejor, con eso basta.

      Saludos

    • El cielo llena de brillo tu mirada. Sonríes vigilante a mi paso torpe. Me pides que vaya más despacio como alondra alimentado de saber a sus vástagos. Te escucho pero no hago caso al consejo que me das. Caigo estrepitoso. Te ríes y me recoges con la suavidad del atardecer. Es hermoso acordarme de momentos que han plagado de felicidad mi infancia. Sobre todo ahora que me faltas.

      Saludos

  6. Pingback: DESEO | deseo indigno

    • No te alejes hermano. Aunque tú eres latino y yo celta, los dos somos seres humanos y eso está por encima de toda raza, creencia o religión. Vivamos y dejemos vivir, aunque para ello nos discriminen.

      Saludos

    • He cambiado de dimensión pero no he logrado despistarlo. No sé qué hacer. Donde vaya, allí está, riéndose de mi y amenazándome con descubrir todas mis debilidades. Quizás deba olvidarlo, él es mi mayor debilidad. Pasaré a la sexta dimensión, donde los pensamientos se diluyen con el espacio y apenas se es a diferenciarlos.

      Saludos

      • Eres alucinante, y te lo digo completamente en serio! Madre mía, a mi también me encanta escribir y las historias que se podrían llegar a desarrollar a partir de estas mini-creaciones tuyas serían de lo más increíble!

        Saludos de vuelta

      • Henrycoas, son más de diez años con blogs literarios de búsqueda de mi persona en la manera de decir. Todo mérito de reduce a ser constante en mis deseos y tener mis oídos abiertos al sonido de lo que escribía. Persevera y trabaja a tope; lee mucho a la gente que te gusta, no sólo en libros sino también en otros blogs; arriesga, arriesga y vuelve arriesgar, en el riesgo esta el camino. Saludos.

      • ¡Sabias palabras nelmoran! Y muchas gracias por apoyar mi blog. Ahora mismo estoy escribiendo una especie de narración que llevaré mañana al instituto y la verdad es que lo que has dicho motiva; ¡ya te digo yo si motiva!

  7. Pingback: BREVEDAD | deseo indigno

    • Nunca se marchitó su verdad. Día a día, por más que le zancadillearan, se levantaba con ímpetu e iba a combatir a todo filibustero que se atreviera a mentir sin piedad. Resurgía y resurgía, sin que nadie pudiera contar su muerte.

      Saludos

      • ¡Cuánta verdad en tan pocas líneas! Gracias por aceptar la palabra y por tus likes en los microrrelatos de mi Buhardilla 🙂

  8. Creo que sabrías explicar muy bien el poder de una sonrisa. Mi palabra es sonrisa, de la que espero, contra carros y carretas, no desprenderme nunca.
    Un abrazo.

    • Cuando te conocí jamás mostrabas una sonrisa a nadie. Fue como una apuesta. Te perseguí; te escapaste; me dio igual; empezaste a mirarme; hice el payaso para ti; tu primera sonrisa fue como si la luna me besase. Desde entonces, no he parado de provocarte.

      Saludos

      • Me rendí a tu encanto, a tus provacaciones. Despertaste en mí sensaciones hace mucho tiempo olvidadas y arrancaste esta sonrisa que espero ofrecerte para siempre.
        Muy bueno, Nel, me ha encantado. Abrazos.

      • Sonrisas, lo único que la vida regala y algunas personas cobran. Sonrisas, sentimientos de felicidad que nunca ven la hora de marcharse. Sonrisas.

        Saludos

    • Esquina de agua, donde el inconformismo le da un beso al alma, donde la luz silva una canción blanca, donde el terciopelo inunda la mar de agua brava, donde…

      Saludos

  9. Pingback: MEMORIA | deseo indigno

    • A pesar de haberte metido entre algodones e intentar que la injusticia no hiciera mella en ti, lo siento hijo, no lo he logrado. Así es el mundo de injusto. Existe una línea roja que ponen los cínicos que no debemos sobrepasar. Tú la sobrepasaste nada más nacer. No entrabas dentro de su rasero de “normal”. Cabrones, impíos de corazón agrio, qué es para vosotros justicia. Tú no le hiciste daño a nadie, como ellos lo hacen, y sin embargo te han apedreado sin piedad hasta la muerte con sus palabras de serpientes rabiosas. Mañana volveré a verte y traeré flores frescas mi querido niño en cuerpo de niña.

      Saludos

  10. Pingback: DESCONCIERTO | deseo indigno

  11. Bello poema… ahhh el silencio, ese desasociego que enamora cada vez más!!!!. Te propongo una palabra nelmoran y mis felicitaciones, porque es una iniciativa muy interesante. La palabra que te propongo es Isla. Gracias

    • Se ha muerto y se ha llevado con ella su palitroche. Ya nadie se acordará de él, Quizás su redacción se lea con posteridad pero nadie será a saber su significado.

      Saludos

    • Me voy, ten sencillo como eso. No volverás a sufrir mi presencia ni aguantar mi dolor. Mi desaparición te permitirá escribir la historia como te apetezca, sin que haya una mosca cojonera que te recuerde que eso es mentira. Tu completa felicidad, tu eterno deseo de engañar hasta al olvido.

      Saludos.

    • Todo sería encontrarle sus compañeras para que sonara contundente. Las palabras son lo que nosotros somos capaces de hacer con ellas Nyar. Ésta me suena fuerte, pero seguro que en el mundo de las palabras encontraríamos a sus amantes perfectas. Saludos.

      • Si, acabo de ver que no aparece en el diccionario de la academia, pero si en muchos otros, como en la edición 2016 del Gran Diccionario de la Lengua Española Larousse

      • Hay mucho diccionario que inventa mucho. Esta palabra en concreto no le pillo yo un significado razonable. A veces meten la gamba, otras la mete la academia, pero lo que pasa con esta palabra es que no le veo un uso extendido entre la población.

      • Es una palabra a la que le tengo mucho afecto. Hace varios años en uno de los primeros talleres literarios en que participé, se usó para un ejercicio similar al que propones, de escribir un texto basándose en una palabra. Fue semilla de muchas historias interesantes, y la palabra más memorable que utilizamos en ese ejercicio, por eso cuando leí esto pensé inmediatamente en la gigantomaquia.

      • Dame tiempo, no es una palabra que me incite a escribir, me suena a esa fiesta salvaje de los toros y yo soy antitaurino según nací. Soy asturiano y a nosotros, quitando algún flipado que otro, nunca nos gustó ese asesinato público. Saludos.

    • Tranquilo, tampoco estás obligado. Si no inspira, no inspira. Tal vez algo más inspirador en lugar de tan retorcida palabra…. que tal… No se… ¡Cósmico!

      • Nunca logré acertar con mis sentimientos hacia ti, siempre complique excesivamente las cosas. Estuve liado con mis adivinaciones cósmicas y sin embargo tus deseos eran como otra galaxia. Ahora te has ido y yo no encuentro ni siquiera la luna en el cielo. Amor mío, eso era lo único que querías oír tú, y yo liándola con prisas y búsqueda. Ya no me puedes escuchar, pero así todo, perdona.

    • Mar, ola rendida a playa con su toalla y sombrilla, en plenitud de la hermosura que conjuga sus habitantes y los que en ella penetran. Mar, tesoro pirata lleno de sorpresas de vida. Mar, ola pasional y serena. Mar. Mar.

      Saludos.

  12. Pingback: La verdad es que me ha sacado de toda duda – Una adicción innecesaria

  13. Mi palabra es Wikipedia, la enciclopedia universal, gratuita, que hacemos todos los que no formamos parte del cabildo de los “académicos”, que amamos el saber y lo regalamos. Nuestras aportaciones en Wikipedia pasan por el filtro estricto de un grupo de “bibliotecarios” que exigen rigor, fuentes comprobables, que no haya plagio, y no tienen prisa por borrar ni publicar, y aceptan las interminables y enriquecedoras discusiones de los wikipedistas. Y es un monumento solidario del conocimiento puesto en común.

    En la wikiipedia española tenemos la mayor aportación a la Astronomía que existe en español. Y es uno más de las materias que los editores no consideren “rentable”, y se refugia ahí…

    Espero que quieras conocerla y consultarla sin prejuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s