ASPAS DE VENTILADOR

940

 

Aspas atormentadas

                            de ventilador pretendido

que desangran sin piedad mis entrañas,

          mis vísceras,

                    mi espada sin corazón;

dejad volar libre al odio por el existir reposado

que hinche de bilis todas las esquinas

en esas viscosas cuchillas sin alma

de ángel exterminador.

 

 

.

Anuncios

17 pensamientos en “ASPAS DE VENTILADOR

    • Es un intento de buscar la belleza ahí donde supuestamente no la hay. Búsqueda, continua búsqueda, si no fuera por ella seríamos seres muertos en vida Rubén. Saludos.

    • Bernardo, cada parada en el blog es una dirección que exploro, en la que busco para después seguir el camino haciendo el mínimo de paradas. En ese camino nos cruzaremos, seguro. Saludos.

    • Gracias Marea Escribana, es un poema que refleja mi búsqueda constante en el mundo de las palabras, ellas nos hacen lo que somos, artesanos de las palabras. Saludos.

  1. Una vez más, la fuerza de lo sencillo (no confundir con lo fácil) entrando como cuchillos -o como aspas de ventilador-, en la carne del almario.
    Hola Nel. Hacía mucho que no recibía entradas tuyas, aunque te sigo. Cuídate mucho y sigue en tu búsqueda incesante para intentar evitar que el tiempo nos dé caza sin resistencia por nuestra parte.
    Saludos

    • Hola mis queridas Pazlabras de Luz, aquí seguimos, con tiempos en que he de parar de publicar porque la novela que estoy escribiendo exige toda mi atención, y otros en que me permita ratos de goce en los que practicar mi relajo de la expresión. Éste ha sido uno de esos en los que me he quedado muy satisfecho. Nos seguimos colega. Saludos.

  2. La vida es ese ventilador
    que me rompe en mis pedazos
    una y otra vez,
    como un ángel exterminador
    que se ceba en destrozar mi alma
    sin ningún pesar.

    Suerte con tu novela, que todo vaya “viento en popa”. Un abrazo.

    • Hola Estrella, que ese ventilador mueva sus aspas lejos de nosotros, aunque eso es muy difícil siendo como somos pobres seres que buscan la felicidad, y eso está muy mal visto.

      Hoy he terminado el capítulo 13 de la novela y sólo me quedan 4, de los cuales uno, el último, es de muy pocas páginas, nada más que 4 o 5. Como ves, va viento en popa y a toda vela. Creo que la tranquilidad del cercano final me va dejas más libre para acercarme por aquí. Saludos.

      • Creo que lo que está mal visto es encontrar la felicidad, despierta muchas envidias. Aunque, como solo la he encontrado a pequeños sorbos, sigo buscando.
        Me alegro de lo de tu libro. Os envidio a quienes os dedicáis a escribir y os decidís a publicar, yo nunca sería capaz, creo que ni siquiera aunque tuviera calidad.
        Abrazos.

      • Quizás sea una meta que te debes de poner lo de publicar. Los sueños también dan la felicidad y es mentira que nunca se hagan realidad. Lucha por ello, las mujeres tenéis mucho que decirnos a los oreja dura que somos los hombres. Es vuestro momento. A por ello. Saludos.

      • Creo, Nel, que mi tren pasó y no paró en la estación… Pero, en un futuro próximo, quizá recopile mis vivencias y recuerdos y los de formato de libro, aunque solo sea para mí, como testimonio de una época con muchos cambios.
        Un abrazo y gracias.

      • Las generaciones nuevas de mujeres necesitan saber lo que pasasteis las anteriores para que no se vuelva a repetir la situación. Creo que tú puedes y debes hacerlo. Ánimo y adelante. Saludos.

  3. Pingback: ASPAS DE VENTILADOR — deseo indigno – Gustavo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s