A DESTIEMPO

Logo-El-Nevado

 

No tengo nada que decir, me conformo, no soy exigente. Aún recuerdo cuando acerqué a mi padre a uno de estos aparcamientos de personas, pobre, aunque ellos podían no haberse largado a lo zorro, haber esperado un poco conmigo, sólo unos minutos, nada más que para aclimatarme a ver tanto viejo por metro cuadrado. ¡Vaya, encima la loca del lugar ya apareció! Mírala, moviendo los brazos y gritando mi nombre. ¿Y cómo coño sabe mi nombre esa demente? ¡No me jodas, seguro que su marido se llamaba así y yo se le parezco! Desde niño que tuve la suerte de espaldas, joder. Me acuerdo de Charín, mi amor platónico de niñez, tan hermosa ella, tan sonriente, tan dulce… Abandonamos el pueblo por la ciudad y nuestras vidas se alejaron mientras se descompasaba nuestro amor. Cada vez que nos encontrábamos, uno de nosotros estaba comprometido y obligaba al otro a despedirse melancólico. Y luego vinieron las bodas…, que dolor. ¡Cuántos hijos y nietos dejamos en el mundo que podían haber sigo hermanos o hijos!

Vaya fijación de la jodida señora conmigo, por mucho que grite y gesticule no me voy a convertir en su marido… O sí, calla la boca… Quizás al fin nuestros relojes se han puesto a hora, quizás nuestro amor se torne acompasado.

 

.

Anuncios

42 pensamientos en “A DESTIEMPO

    • Todo lo que no nos habitual solemos ponerle una muralla por delante para que no amenace a esa rutina repetitiva y aburrida. Nos abrimos con dificultad a lo nuevo. Saludos.

    • La vida es un constante cruzarse y marcharse a nuevos horizontes Mar, en ese deambular hay gente que perdemos de vista y llevan con ellas parte de nuestro corazón.

  1. Que tristeza. Es de lo más triste que he leído en mucho tiempo. Debe de ser desolador ver cómo personas que conociste en plenas facultades se van marchitando y observar cómo las esperanzas que tanto pusiste en una relación se transforman en aceptación. No se puede luchar contra eso? No es el estar con una persona cuestión de voluntad porque el amor mueve montañas? Que tristeza.

    • Muchas veces el amor mueve intereses, mueve oportunidades, mueve desamores,… La vida no siempre es feliz, y estoy siendo benévolo con el no siempre. Por desgracia, son muchos los que vienen a sufrir a este mundo donde el dinero está por encima de las personas. Cruento pero real.

      • Poderoso caballero es Don Dinero! Ciertamente la vida no siempre es feliz, los momentos de felicidad son puntos esporádicos que con el tiempo cada vez se alejan más los unos de los otros. ¿Será porque cada vez somos más sabios o que la mochila se va llenando cada vez más (muchas decepciones por el camnino) o bien que nos vamos mueriendo poco a poco y las expectativas son menores y por lo tanto no hay ni grandes decepciones ni grandes alegrías sino que esos momentos de felicidad tienden a ser no sólo menos frecuentes sino menos amplios??? No sé pero me parece un buen punto para empezar una reflexión y por qué no, un artículo.

      • Quizás sea que la felicidad se hace más silenciosa según los años van pasando, se llena de sabiduría y por eso se condensa en lugar de extenderse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s