LLUVIA DE INVIERNO

El servicio meteorológico anuncia

buen tiempo,

sol y temperaturas primaverales.

Es invierno y no llueve,

no caen nevadas en las alturas,

los abrigos se sienten desplazados,

las bufandas van al psicoanalista,

las botas toman antidepresivos,

los osos invernan en Torremolinos,

y nosotros desfilamos felices

por la pasarela de la muerte,

de la destrucción de la Tierra.

El servicio meteorológico anuncia

descerebrado buen tiempo,

donde manda el capital y no la naturaleza,

donde la vida se ha convertido

en un monstruo de neuronas secas

que devora lo racional

por el bien del inversor sin escrúpulos.

Es invierno y sólo llueve de ralo en ralo,

mientras el servicio meteorológico

se privatiza y se hace inversión

de capital riesgo.

.