DAMA DEL AGUA, AMIGA

la_dama_del_agua-1024x768

 

Lo confieso, no puedo ser feliz lejos de ti, dama del agua, amiga, tú que me hiciste nacer al lado de las aguas bravas del río para desembocar mi niñez en la gozosa mar Cantábrica. De acuerdo que no todos son momentos malos, que la paz también anida en el lecho de otra gente que me quiere, pero no es como la felicidad a tu lado. Vale que hace mucho que no veo a quienes tanto daño me hicieron y, sí, son tiempos de tranquilidad, pero sin ti. Está bien, mis pensamientos jamás se posan en esa víbora dañina que destrozó mis sentimientos y cuerpo, pero no lo puedo celebrar a tu lado. Te echo en falta mucho, te necesito dándome ese amor que tanto añoro. Cuando me acuesto por las noches no siento que el tiempo pase con la prisa necesaria para volver a verte. Es más, quisiera cerrar los ojos y, al abrirlos, sentir que las arrugas han llenado mi rostro, que tú me llamas y yo me alejo de la vida hacia ti. No soy feliz si no estás, dama del agua, amiga, y no sé lo que hacer para que retornes a mis aposentos.

 

 

 

 

.

MEMORIA

memoria-fotografica_0

 

Olvido, tierra de memoria escasa que esconde en sus entrañas la soledad de los árboles, vuelve a la razón y la vida o se irán filtrando las esperanzas en un ancho mar de desencuentros y escombreras.

Olvido, memoria selectiva del poder, vuelve los ojos hacia los árboles que cuidan de la tierra, del alma, del recuerdo de los humanos procedentes de tiempos antiguos.

Olvido, destrozador de la memoria de los árboles que transmiten los conocimientos reposados en los tiempos, no nubles a la juventud en los intereses materiales que contaminan el espíritu del recuerdo.

Olvido, deja que la memoria tome el lugar que por justicia le corresponde y abandona a los poderosos en sus mentiras interesadas.

Olvido, maldito olvido, olvídate que existimos y parte lejos, al paraíso de la ambición, el odio y el totalitarismo.

 

 

(Seguimos con el juego de Una Palabra, en este caso aportó la palabra el blog de Nicolás Falcón y fue Memoria).

 

 

.

BREVEDAD

Brevedad-Vida

 

Me has pedido brevedad pero quizás sea incapaz. Soñé con este momento multitud de veces y ahora que ha llegado, tú me lo estropeas. Me habría gustado abrazarte, besarte, tenerte flotando en mi corazón. No puedo. Seré breve. Te he dejado de querer. En mi amor prima la brevedad también.

 

(Volvemos con Una Palabra. En esta ocasión se trata de una aportación de Marta, se trata de la palabra Brevedad. Hasta la próxima.)

 

 

 

.

PAZ

paz-flores

 

Sarcástico, esa es la palabra que describe su nombre. Los padres lo practicaban desde que se conocieron y no iba a ser distinto cuando tuvieron que ponerle nombre a la hija: Paz. Para más sorna, le dieron una vida de guerra. De bien pequeña le exigían lo imposible y le daban lo improbable. Se acostumbró a tener que buscarse la vida si deseaba conseguir lo inconseguible. La escuálida pequeña se convirtió en una anoréxica obligada de adulta. Marchó de casa en cuanto pudo y se casó con un reputado practicante de la mentira. Alumna aventajada, llegó a presidenta de gobierno caracterizada por ridiculizar a su marido florero.

Ahora, practicando irónicamente el antónimo de su nombre, está a punto de apretar el botón nuclear.

 

 

 

(Empezamos con la primera Una Palabra: Paz. La presentó el blog Mala Fe y otros Grafitos y le tocó a un microrrelato hacerla realidad de papel. Por cierto, estáis invitados/as a poner en Comentarios otras historias posibles para esta palabra).

 

.