NO SÉ

44712469_2667418353271895_4639683565905248256_o

 

No sé, no sé nada. No sé la respuesta…, pero ni siquiera sé la pregunta. Este mundo surge de una ceguera que encierra a la verdad en terrenos de la mentira, en terrenos que dan muerte a la vida, a la esperanza llena de pesimismo, llena de amor perdido entre el odio, entre la palabra sin sonido, sin sentido. No sé, no sé nada. No sé el por qué…, pero ni siquiera sé para qué. Esta ceguera no responde a mis sentimientos, a mis anhelos ante tu ausencia.

 

44502981_2667418589938538_6313050580168212480_n

 

44546816_2667418763271854_4647526850497609728_n

 

44513759_2667419036605160_5183561772883247104_o

 

44548590_2667419163271814_8521044798335877120_o

 

Os invito a poner la categoría de Blog-literario en todas vuestras aportaciones creativas de orden lingüístico, de esta forma tendremos un lugar donde estemos todos aquellos que escribimos aportaciones literarias. Gracias por vuestra atención.

.

Anuncios

DESCONCIERTO

superaradecepción

 

Viento taciturno,

oteado por una nube

siempre solícita,

despierta

del sentir que te rodea

de ojos escrutadores,

tentándote

con hiriente soplo

de mariposa de colores cambiantes,

con labios sangrantes

de deseos que balbucean,

con caricias

de uñas que rasgan almas,

y ten cuidado,

         mucho cuidado,

porque cuando vea que te despiertas

te dejará clavada una mirada de odio,

un desasosiego de indiferencia,

un desconcierto de venganza,

de triste juguete          roto.

 

 

(Seguimos con Una Palabra. Con ésta nos ha desconcertado KOBO73 que ha aportado eso, Desconcierto. Non vemos en la próxima).

 

                  

MEMORIA

memoria-fotografica_0

 

Olvido, tierra de memoria escasa que esconde en sus entrañas la soledad de los árboles, vuelve a la razón y la vida o se irán filtrando las esperanzas en un ancho mar de desencuentros y escombreras.

Olvido, memoria selectiva del poder, vuelve los ojos hacia los árboles que cuidan de la tierra, del alma, del recuerdo de los humanos procedentes de tiempos antiguos.

Olvido, destrozador de la memoria de los árboles que transmiten los conocimientos reposados en los tiempos, no nubles a la juventud en los intereses materiales que contaminan el espíritu del recuerdo.

Olvido, deja que la memoria tome el lugar que por justicia le corresponde y abandona a los poderosos en sus mentiras interesadas.

Olvido, maldito olvido, olvídate que existimos y parte lejos, al paraíso de la ambición, el odio y el totalitarismo.

 

 

(Seguimos con el juego de Una Palabra, en este caso aportó la palabra el blog de Nicolás Falcón y fue Memoria).

 

 

.

BREVEDAD

Brevedad-Vida

 

Me has pedido brevedad pero quizás sea incapaz. Soñé con este momento multitud de veces y ahora que ha llegado, tú me lo estropeas. Me habría gustado abrazarte, besarte, tenerte flotando en mi corazón. No puedo. Seré breve. Te he dejado de querer. En mi amor prima la brevedad también.

 

(Volvemos con Una Palabra. En esta ocasión se trata de una aportación de Marta, se trata de la palabra Brevedad. Hasta la próxima.)

 

 

 

.

DESEO

Pedir-un-deseo-959840

 

Deseo que hubiera sólo un Ddios, que no fuera todopoderoso y vengativo, al que poder tener como amigo aunque no hubiera creado el cielo y la tierra, y dejara de ser invisible y se hiciera visible en los corazones de todos.

Deseo que ese Ddios nos trajera la justicia de verdad, sin tribunales que sirvieran a los ricos, ni curas que perdonaran lo imperdonable. Deseo que esa justicia estuviera basada en el amor y no en el pecado, que no la pudieran manipular los poderosos y que sirviera sólo a la verdad.

Deseo que ese Ddios fuera sinónimo de paz y no estuviera guerreando desde el primer minuto. Que nos guiara a un mundo de comprensión y que fuera capaz de pedir perdón.

Deseo la resurrección de un mundo de sentimientos y una vida plena de felicidad para todos.

Amén.

 

(Seguimos con Una Palabra, en este caso la segunda, se trata de Deseo que la aportó Psicología desde el Alma. Espero que disfrutéis de ella.)

PAZ

paz-flores

 

Sarcástico, esa es la palabra que describe su nombre. Los padres lo practicaban desde que se conocieron y no iba a ser distinto cuando tuvieron que ponerle nombre a la hija: Paz. Para más sorna, le dieron una vida de guerra. De bien pequeña le exigían lo imposible y le daban lo improbable. Se acostumbró a tener que buscarse la vida si deseaba conseguir lo inconseguible. La escuálida pequeña se convirtió en una anoréxica obligada de adulta. Marchó de casa en cuanto pudo y se casó con un reputado practicante de la mentira. Alumna aventajada, llegó a presidenta de gobierno caracterizada por ridiculizar a su marido florero.

Ahora, practicando irónicamente el antónimo de su nombre, está a punto de apretar el botón nuclear.

 

 

 

(Empezamos con la primera Una Palabra: Paz. La presentó el blog Mala Fe y otros Grafitos y le tocó a un microrrelato hacerla realidad de papel. Por cierto, estáis invitados/as a poner en Comentarios otras historias posibles para esta palabra).

 

.