NEVADA

a953ed3c89436ddeb34a931fd379f39c

 

El árbol se respiga levemente con el primer copo que acaricia su seco tronco. En su memoria no tiene grabado aquel frío inesperado, quizás en sus años mozos recuerde algo parecido, pero no está seguro. Nota a las raíces humedecerse y enviar a las ramas el mensaje de hacer brotar hojas. ¡Qué si son de papel, se pregunta! ¡Qué inocente es! El maldito hombre había talado a sus compañeros para destrozar aún más la Tierra y no tiene por quien guiarse. ¡Qué asquerosos eran los seres humanos! Menos mal que se mataron entre ellos.

El árbol sabe que esto es bueno. Nunca vio a la Tierra blanca. En su cuerpo de madera vuelve a sentir, a vivir. Quizás no sea tarde. Creo que hemos llegado a tiempo con nuestra nave espacial. Habrá que provocar alguna nevada más si queremos reavivar el ciclo de la vida.

 

..

NOCHE DE SILENCIO

51F

 

Ese silencio espantoso me llenó el alma de inquietud. Los ronquidos tranquilizadores de mi padre enmudecieron. El constante gasear de mi hermano mayor apagó la aromática sonoridad apestosa. El hablar entre sueños de mi madre dejó colarse el inquietante mutismo. Vi los perfiles de los tres entre la oscuridad, del espíritu de una boca que no lo era me salieron besos inmensos hacia mis seres queridos.

Sin casi darme cuenta de ello, una luz cegadora me deslumbró la vista. Un hombre tiraba por mí de dentro de una especie de cueva. Me cortó algo que se enredaba en el ombligo. Me cogió de los pies y me dio un cachete en las nalgas que me hizo llorar. Una mujer me quitó de los brazos del hombre y me empezó a lavar. Me enrolló en una manta y me depositó en el regazo de unos ojos que me miraron con un amor que jamás olvidaré.

¡Y que esa mirada de amor ya me sonaba!

 

 

.

SANDALIAS DE MUERTE

 

suenos-de-libertad

 

Depositó las sandalias entre la arena de la playa, quitó la camiseta y el pantalón, bajó el calzoncillo y se sumergió en aquella mar a la que no estaba acostumbrado, con olas gigantescas y llena de gaviotas de vuelo libre. Saltó de un brinco por encima del agua y el sueño lo trasladó a un cielo de cometas que le invitaban a cogerse de sus colas y visitar un universo lleno de estrellas en pijama que olían a cerezas. La vida lo depositó en el mejor de los sueños, ajeno a las lágrimas familiares, a los dolores de enfermedad, solo en mitad de las horas que lo llevan serenamente de este mundo. No recordaba cómo se llamaban los prados alrededor de su casa, la forma de las hojas del roble de la entrada, la mirada del amor,…, pero sabía que se iba. Una ola rompió contra su sueño y lo llevó lejos, donde no hace falta pensar, donde el roble y los prados se oscurecen en la noche, donde el amor no hace más que llorar. Las sandalias se deslizan entre la arena de la playa, esperando sin prisa que alguien las pueda necesitar.

 

Éste es un blog literario, por eso figura en la categoría blog-literario.

 

.

 

PAZ

paz-flores

 

Sarcástico, esa es la palabra que describe su nombre. Los padres lo practicaban desde que se conocieron y no iba a ser distinto cuando tuvieron que ponerle nombre a la hija: Paz. Para más sorna, le dieron una vida de guerra. De bien pequeña le exigían lo imposible y le daban lo improbable. Se acostumbró a tener que buscarse la vida si deseaba conseguir lo inconseguible. La escuálida pequeña se convirtió en una anoréxica obligada de adulta. Marchó de casa en cuanto pudo y se casó con un reputado practicante de la mentira. Alumna aventajada, llegó a presidenta de gobierno caracterizada por ridiculizar a su marido florero.

Ahora, practicando irónicamente el antónimo de su nombre, está a punto de apretar el botón nuclear.

 

 

 

(Empezamos con la primera Una Palabra: Paz. La presentó el blog Mala Fe y otros Grafitos y le tocó a un microrrelato hacerla realidad de papel. Por cierto, estáis invitados/as a poner en Comentarios otras historias posibles para esta palabra).

 

.

AGUA DE LAGARTIJAS

75 thPOWDH3RNLa familia del señor siempre le tuvo cierta inquina. Nunca perdonaron su actitud díscola para con sus padres. El punto álgido de la gresca ocurrió cuando se negó a casarse con la mujer que le habían designado. Nadie se había atrevido a desplante tal a la familia Girón de Meneses, una de las dos grandes familias de Villapalofrío desde tiempos inmemorables. Vio como lo apartaron de su lado, desterrándolo a la soledad más mezquina e insultándole con el insidioso trabajo de capataz. Sin embargo, su ánimo no se dejó doblegar por menudencias de calibre tan mundano...

Seguid leyendo este relato en Diario de Incontinencia, os va a encantar. Es una pequeña historia de amor, pero no a las personas sino a la tierra.

 

.