PAZ

paz-flores

 

Sarcástico, esa es la palabra que describe su nombre. Los padres lo practicaban desde que se conocieron y no iba a ser distinto cuando tuvieron que ponerle nombre a la hija: Paz. Para más sorna, le dieron una vida de guerra. De bien pequeña le exigían lo imposible y le daban lo improbable. Se acostumbró a tener que buscarse la vida si deseaba conseguir lo inconseguible. La escuálida pequeña se convirtió en una anoréxica obligada de adulta. Marchó de casa en cuanto pudo y se casó con un reputado practicante de la mentira. Alumna aventajada, llegó a presidenta de gobierno caracterizada por ridiculizar a su marido florero.

Ahora, practicando irónicamente el antónimo de su nombre, está a punto de apretar el botón nuclear.

 

 

 

(Empezamos con la primera Una Palabra: Paz. La presentó el blog Mala Fe y otros Grafitos y le tocó a un microrrelato hacerla realidad de papel. Por cierto, estáis invitados/as a poner en Comentarios otras historias posibles para esta palabra).

 

.

Anuncios

AGUA DE LAGARTIJAS

75 thPOWDH3RNLa familia del señor siempre le tuvo cierta inquina. Nunca perdonaron su actitud díscola para con sus padres. El punto álgido de la gresca ocurrió cuando se negó a casarse con la mujer que le habían designado. Nadie se había atrevido a desplante tal a la familia Girón de Meneses, una de las dos grandes familias de Villapalofrío desde tiempos inmemorables. Vio como lo apartaron de su lado, desterrándolo a la soledad más mezquina e insultándole con el insidioso trabajo de capataz. Sin embargo, su ánimo no se dejó doblegar por menudencias de calibre tan mundano...

Seguid leyendo este relato en Diario de Incontinencia, os va a encantar. Es una pequeña historia de amor, pero no a las personas sino a la tierra.

 

.